Plantillas para running. Evita posibles lesiones

Como elegir plantillas para tus zapatillas de padel
1 septiembre, 2019

Plantillas para running. Evita posibles lesiones

Siempre ha sido uno de los principales deportes pero en los últimos años se está convirtiendo en un deporte de masas. Cada día tenemos más carreras tanto para principiantes como profesionales. Por ello es interesante tener en cuenta que en una maratón una y otra vez nuestros pies van a impactar contra el suelo hasta 45.000 ocasiones multiplicando el peso de nuestro cuerpo varias veces en cada impacto. De ahí la necesidad de contar con unas buenas plantillas para running que minimicen los golpes.

Este atractivo hace que haya un acercamiento de todo tipo de deportistas provenientes de otros deportes. Estos muchas veces acaban practicando pruebas más técnicas como lanzamientos o pruebas de salto y velocidad.

Por lo tanto, el pie es la pieza anatómica fundamental y la que va a tener mayor protagonismo en los deportes en los que interviene en la carrera otorgándole el papel principal con sus pros y contras. La contrapartida es que el pie sea el elemento que más lesiones va a sufrir. Datos estadísticos demuestran que el 60% de las lesiones del aparato locomotor tiene su asiento en los pies, pero también un porcentaje elevado en el resto de lesiones como rodilla, cadera y espalda pueden ser debidos a una estructura podal deficiente que implique un mal apoyo plantar con la consecuencia de sufrir una lesión en cualquier segmento de la extremidad inferior, por lo que el diseño de unas buenas plantillas de running es esencial.

En este sentido, podemos encontrarnos dos tipos de lesiones: las agudas y las crónicas. El corredor de fondo padece de las crónicas que corresponden a las lesiones sufridas por una sobrecarga fruto de la repetición constante de la actividad deportiva, especialmente en aquellos corredores que presentan alteración en alguna estructura morfológica alterada, bien sea por una descompensación muscular o bien por un desequilibrio anatómico.

De acuerdo con lo expuesto hasta ahora podemos concluir que un corredor manifestará mayor probabilidad de sufrir una lesión cuanto más alejada esté su anatomía de la normalidad. De este modo conviene resaltar que el corredor no se va a lesionar por un desequilibro anatómico sino también por cometer errores en la práctica del deporte, bien sea en su entrenamiento, bien en la competición o bien por un mal uso del material deportivo.

Con nuestras plantillas para running evitarás en gran medida estos problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *